AhoraUSA®

 

 

 

Quiero comprar una casa pero no sé por dónde empezar

 

 

 

Dicen que una casa propia es parte del gran sueño americano, pero ese sueño se puede convertir en pesadilla o frustración cuando se hace a la ligera, sin investigar, y sin conocer nuestros derechos y obligaciones.

 

Hacer castillos en el aire funciona sólo en los sueños, pero en el mundo real, especialmente en el mundo de las finanzas, los castillos hay que hacerlos con cimientos sólidos.  ¿Qué significa esto?   Algo muy sencillo, antes de salir a comprar una vivienda necesitamos saber:

 

  • Cuánto dinero tenemos para el pago inicial, y

  • Cuánto dinero nos permitirán financiar y a qué taza de interés

 

Eso nos ayudará a definir el costo máximo aproximado de la vivienda que podemos adquirir.  Hay algunas instituciones financieras que estarían dispuestas inclusive a preaprobar un préstamo.  Esa aprobación puede convertirse en un instrumento de negociación, ya que hay vendedores de viviendas que prefieren rebajar un poco el precio pero hacer un contrato con quienes tienen ya un préstamo preaprobado.  De esa manera no pierden su tiempo con compradores que no cualifican para financiamiento.

 

¿Dónde puedo conseguir un préstamo?

 

Ante todo debemos recordar que tenemos opciones y derechos,  y no estamos obligados a cerrar el trato con la primera entidad financiera que nos haga una oferta.   La investigación y evaluación de opciones puede resultar en ahorros significativos.  

 

Una vivienda puede financiarse con un préstamo otorgado por un banco, por cooperativas de ahorro y préstamos, por hipotecas privadas y también por entidades del gobierno.  Quienes viven en Estados Unidos, deberían verificar si llenan los requisitos para obtener un préstamo asegurado por la Administración Federal de Vivienda (Federal Housing Administration ó FHA)  o garantizado por el Departamento de Asuntos para Veteranos (Veterans Affairs)  o programas similares operados por el gobierno de ciudades o estados.

 

 Algunos factores sobre el préstamo que debemos considerar

 

  • Tasa de interés.  Entre más baja la tasa de interés, más bajo debería ser el pago mensual.  Pero tenga cuidado, algunas entidades financieras le pueden aumentar los gastos de cierre a cambio de una tasa de interés baja.  Por ello, dedique una buena parte de su tiempo a investigar cuál es el tipo de préstamo que le conviene.  

  • ¿Es el interés fijo o variable?  En épocas de interés bajo, le puede convenir un préstamo a interés fijo, precisamente para garantizar esa taza.

  • Gastos de cierre.  Las entidades financieras están obligadas a hacerle un estimado escrito de los gastos de cierre.  Si no está de acuerdo, antes de comprometerse,  puede negociar esos gastos o buscar otra entidad financiera.

  • Busque préstamos que no impongan penalidades por pago adelantado del capital.  Eso le permitirá refinanciar si los intereses bajan o pagar el préstamo sin necesidad de pagar penalidades.

  • Verifique si su préstamo será transferido a otra institución financiera.  Es a veces muy molesto cuando los préstamos pasan de mano en mano. 

 

Ahora sus sueños tendrán raíces

 

Después de definir el dinero con que cuenta y  el que otros están dispuestos a darle prestado,  podría preparar una lista de requisitos que debería tener su casa ideal.   La lista podría incluir: características del vecindario y de las escuelas, número de dormitorios, número de baños, si desea sala y comedor juntos o separados,  piscina, un jardín grande o pequeño, etc.   Luego podría poner esos requisitos en orden de importancia.  Si sus prioridades están claras cometerá menos errores.  A manera de ejemplo, si la escuela y el vecindario son su prioridad número 1 y 2, y de pronto aparece una casa bella en el sitio equivocado, esa lista le ayudará a mantener presentes sus prioridades y evitar una compra impulsiva de la que luego puede arrepentirse.  Recuerde que la compra de vivienda es una de las inversiones más grandes de su vida.  Por ello debe realizarla con mucho cuidado.

 

¿Debo usar un agente profesional de bienes raíces?

 

No es obligatorio, pero es una excelente idea,  porque usted se beneficiará de la experiencia del agente y de la información que él posee.     Sin embargo, es importante que defina ciertos aspectos antes de entablar una relación con ese vendedor, tales como:

 

  • ¿Tiene el vendedor licencia estatal para actuar como tal?

  • ¿Cuántos años de experiencia posee?

  • ¿Para qué firma trabaja?  ¿Es una firma reconocida y bien establecida?

  • ¿Actuará como agente suyo o de quien vende la casa, o sólo como una persona que facilita la transacción sin ser agente de ninguna de las partes?  Esta información le ayudará a definir qué información proveerle a ese agente de bienes raíces.   

  • ¿Tiene usted que pagarle una comisión al agente de bienes raíces o se la paga quien vende la vivienda?  En la mayoría de casos, la comisión la paga quien vende la vivienda, pero es importante aclararlo por escrito.

 

¿Es necesario contratar un abogado que me represente?

 

Sería importante hacerlo, especialmente por el monto de dinero envuelto.  Aunque el pago inicial sea bajo, se está asumiendo una gran responsabilidad financiera a largo plazo.  Un abogado puede ayudarle a defender sus derechos.  Igual que con el agente de bienes raíces, es importante definir cuál será el tipo de relación con el abogado.   ¿Le representará y ofrecerá lealtad a usted o simplemente estará actuando como un intermediario en el cierre?  Otro tema importante es aclarar si el abogado tiene experiencia en bienes raíces.

 

La promesa de compra-venta

 

En algunos países se acostumbra hacer un contrato previo a la transferencia final de propiedad.  Ese contrato constituye una promesa de compra y venta entre las partes.  Es muy importante que ese contrato también sea revisado por su abogado ya que suelen haber cláusulas complicadas y comprometedoras.  Por ejemplo, si usted necesita financiamiento, es importante que el contrato condicione la compra a conseguir financiamiento.  De igual manera, ese contrato debería permitirle realizar una inspección de la vivienda antes de ejecutar la transferencia de propiedad, y debería definir cuáles serían las responsabilidades de cada una de las partes si se encontrasen defectos en la misma.   Estos son sólo dos ejemplos, pero hay muchas otras condiciones comprometedoras que quedarán estampadas en ese contrato.  Por ello es muy conveniente que lo revise su abogado.

 

¿Dónde pudo obtener mayor información?

 

Si vive en Estados Unidos, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos tiene información muy valiosa que se puede obtener en:

 

Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EEUU

 

 

 Portada de AhoraUSA